mar

mar
costas de colon

martes, 24 de enero de 2012

Machu Pichu

Eran las 4 y 30 de la madrugada y ya me encontraba despierto, tome mi equipo que incluía un abrigo impermeable, la mochila con dos botellas de agua, algunas cosas para “picar” y mi cámara que no se podía quedar por ningún motivo. El primer bus sale de la estación a las 5 y 30 de la mañana, pero yo tome el segundo pues, ya algunas personas se habían adelantado. La carretera Hiram Bingham nombrada asi  en honor al descubridor moderno de Machu Picchu es una especie de sig zag que sube desde aguas calientes hasta el sitio arqueológico de Machu Pichu y donde encuentras algunos turistas que prefirieron hacer la subida a pie.

Al llegar al lugar no habia tiempo que perder, me dirigí directamente hasta el otro lado del sitio arqueológico con la intension de  subir el Wayna Picchu, que no es mas que una empinada montana la cual tiene algunas estructuras incas en la cima y desde la cual se puede tener una espectacular vista de la ciudad, pero solo permiten la entrada a 400 personas diariamente. La escalada fue algo vertiginosa, a pesar de que la niebla a esa hora cubría gran parte de los abismos por los que tienes que pasar. Escalones construidos sobre la misma roca y una gran pendiente es lo que ves por poco más de una hora hasta que llegas a la cumbre, pasando por unas vertiginosas estructuras construidas por los incas y al fin llegas a la cumbre.
Una vez estas en al cumbre tratas de hacerte lugar entre las rocas de la cima, muchas personas buscan su espacio para tener una grandiosa vista y tomarse su fotografía de recuerdo.





















Para regresar a la ciudadela tienes dos opciones, o regresas por el camino por donde subiste, o haces un largo tramo que incluye como atractivo la gran caverna o templo de la Luna, que bajo mi punto de vista esta opción de  camino es más vertiginoso y largo que el utilizado en  la subida. Interminables escaleras de piedra, una escalera de madera para una parte perdida del camino, escalones muy angostos y luego te enfrentas nuevamente a una interminable cuesta, todo esto te toma el doble de tiempo que por el otro camino, pero es una experiencia digna de ser vivida.
















Después de todo esto ya tenía el resto del día para poder recorrer la ciudadela de Machu Pichu. Una gran cantidad de turistas ya abarrotaban los espacios, algunos con guías, otros en solitario o en grupos, unos chinos, otros caucásicos, otros latinos, otros locales, un amplio despliegue de razas todos atraídos por este grandioso legado de Pachacutec, el clima estuvo esplendido, auque tomar una foto del intihuatana sin personas rodeándolo es imposible a esa hora. En la construcción puedes notar los diferentes acabados de las paredes lo que inmediatamente te da una idea de los rangos de las personas que estaba relacionadas a los edificios según el acabado de a piedra, siendo los templos los de un acabado mas detallado. La Estadia en Machu Pichu fue de total relajacion, aunque relativa ya que para moverte a veces sueles caminar mucho por diferentes sitios con muy largas escaleras, solo debes recordar llevar mucha agua ya que alla es mucho mas cara y estamos hablando de 8 veces mas cara.
  
De ves en cuando uno escucha por hay que el sitio en un futuro quizás no muy lejano será mucho mas restringido que en la actualidad debido al alto trafico de personas, y es que bajo mi punto de vista ya se debe hacer algo en lo que a conservación respecta ya que las paredes del templo de las 3 ventanas hay una enorme fisura que esta separando los bloques, se pueden ver en otros lados paredes que ya tienen un grado considerable de inclinación que amenaza su estabilidad.
















Le corresponde entonces a los Peruanos velar por el cuidado de este grandioso legado, y nos corresponde a nosotros los turistas extranjeros contribuir por el mantenimiento y cuidado de este patrimonio de la humanidad.

para otras imagenes de Machu Pichu pueden ver:




No hay comentarios:

Publicar un comentario