mar

mar
costas de colon

jueves, 21 de junio de 2012

Chiclayo


Este fue el destino más al norte que visite, y aun así quedo mucho por visitar. Salí hacia Chiclayo desde Trujillo con el interés de visitar la tumba del señor de Sipan y Lambayeque, pero en esta ocasión lo hice con mi amiga Yohana que conocí en Trujillo y que me acompaño y guio hacia Chiclayo, con ella conocí la chica jora, a pagar mas barato por los taxis y a no hablar en lugares claves para que mi acento Panameño no se percibiera y lograra precios de los locales.
Nuestro primer movimiento fue visitar el museo que contiene los restos encontrados del señor de Sipan, en él se mostraba todas las riquezas encontradas en la tumba y muchos otros detalles, lo único que no me agrado tanto fue el hecho de no poder fotografiar en el interior, ya que eran maravillas dignas de ser recordadas en el futuro. A diferencia de lugares como el Cusco aquí el turismo es realizado mas por personas locales que por extranjeros, en mi grupo donde me toco entrar era el único extranjero.
Nuestro segundo movimiento fue tomar un bus hacia Lambayeque, era un transporte pequeño pero que nos llevo una gran distancia por solo un sol (moneda peruana), y en Lambayeque tomamos un pequeño taxi estilo motocicleta modificada hasta el sitio arqueológico donde se despliegan una gran cantidad de estructuras de origen Moche. Un pequeño museo en la entrada y al fondo una montaña sagrada rodeada de pirámides de barro que parecen montañas erosionadas por diferentes arremetidas del fenómeno del niño, a primera vista no te parecen pirámides, pero una ves entras al complejo y subes las montañas y desde lo alto ves  sus formas geométricas que les delatan su origen humano. En los alrededores de estas una gran cantidad de desechos de conchas y otros animales marinos que revelan la rica dieta en mariscos que tenían los pobladores Moche, lastimosamente no se podía entrar a lugares en donde estaba algunos grabados de pintura en relieve de barro por trabajos de mantenimientos y restauración, pero se podía de lejos observar que los patrones de colores se mantenían muy similares a los vistos en la huaca del sol y la  luna en Trujillo.
Nuestro ultimo movimiento fue visitar el Museo Arqueológico Nacional Bruning, llamado así en honor a un extranjero que se enamoro de la región y que realizo importantes estudios en el área y levanto mucha información tanto fotográfica como datos e información de las culturas que aquí habitaron. Este museo es una maravilla, te permiten fotografiar el interior, o al menos ese día si, contiene momias de origen Moche, alfarería de origen Chimú, cultura que logro dominar la zona posteriormente al periodo Moche entre otros. Llama mucho la atención la exposición de piezas de láminas de oro que tienen, mascaras, pendientes, brazaletes, distintos adornos del vestuario etc, una demostración de la gran capacidad técnica en la orfebrería de estos pueblos, además de su habilidad textil que también es representada. Sin más que decir aquí las imágenes, más de ellas las puedes encontrar en:










































viernes, 15 de junio de 2012

Trujillo



Una de las principales ciudades del norte de Perú, una ciudad famosa por una historia de rebelión y de sentimiento de libertad siendo esta la primera en proclamar la independencia de todas las ciudades del Perú.  Con un estilo arquitectónico muy propio en sus edificios en el centro de la ciudad, que al mirar las postales dan la impresión de ser  solo unos cuantos, al recorrer las calles te das cuenta de que fue un estilo que impero en toda la ciudad de esa época y que los vestigios de tal impulso artístico aun dominan el centro de la ciudad ya como un patrimonio histórico y propia identidad. Esta ciudad tiene la fortuna de ser heredera de dos interesantes culturas antiguas la Moche y la Chimú.
Los Moche los cuales erigieron aquí la capital de su imperio que abarcaba una cantidad considerable de territorio dejaron su huella en las Huacas del Sol y Huaca de la Luna, ambas muy próximas entre si y muy cercanas a su montaña sagrada. La huaca del sol, mas rica en detalles artísticos de la cultura esta abierta al publico el cual la puede visitar siguiendo las estrictas reglas del guía, todo en pos de conservar el legado histórico. Múltiples representaciones del rostro de su Dios Ai apaec están por todos lados del complejo, y diferentes situaciones y motivos se han grabado en los diferentes niveles de la pirámide la cual cada peldaño representa el periodo de gobernación de un monarca importante, el cual al sucederlo uno nuevo se le añadía un nuevo nivel.

Luego de esto, puedes visitar también la huaca Arco iris y la ciudad de barro de Chan Chan, la ciudad antigua de barro más grande del mundo, que son un legado de la cultura Chimú que se impuso a la Moche y la absorbió. En la cultura Chimú existía la particularidad de que hacían grandes construcciones, los monarcas de esta cultura poseían palacios en los que eran sepultados al morir y el nuevo monarca construida su propio palacio, procurando que este fuera muy  esplendoroso. Lastimosamente solo uno de estos palacios contiene aun detalles visibles de las decoraciones y de las cámaras y diferentes lugares de uno de los últimos palacios, después de todo eran de barro así que sufrieron mucho daño por el clima a lo largo de los siglos. Cabe destacar que los incas se impusieron en el territorio en los momentos de su expansión y los  Chimú fueron sometidos a los Incas.
Como último detalle de Trujillo esta la playa de Huanchaco, que es un área muy exclusiva en donde se tiene una gran cercanía al mar y se pueden contemplar hermosos atardeceres. Sin más que decir aquí imágenes de Trujillo.