mar

mar
costas de colon

sábado, 18 de febrero de 2012

Ollantaytambo

Ollantaytambo, una pequeña comunidad a la cual no me hubiese interesado visitar tanto si no hubiese sido por el trabajo fotográfico de Beatriz Velarde el cual tiene el mismo que la ciudad, Ollantaytambo. A pesar de haber pasado una  vez cuando me dirigía hacia aguas calientes preferí hacer una visita exclusiva al lugar  y la verdad fue la mejor decisión.

Primero que nada la visita del lugar consistió en recorrer las calles de la ciudad, pequeñas calles cerradas rodeadas de muros de piedra, la mayoría de origen incaico y que subsisten hasta la actualidad. Las residencias, encerradas entre sus muros de piedra guardan la cotidiana vida de sus pobladores que pasa inadvertida al visitante poco interesado. Canales de agua atraviesan la pequeña ciudad que en el tiempo antiguo servían para suplir las necesidades locales y aun a pesar de los siglos cumplen su propósito, aunque los estilos de vida de los pobladores cambien.
Debido a que es un lugar muy turístico tienes que pagar apara poder entrar a muchos lugares históricos, pero hay puntos que no necesariamente tienes que pagar, por ejemplo Q'olqas que son unas estructuras construidas a base de piedra y barro  desde donde logras tener una vista fantástica  de la pequeña ciudad y sus sitios importantes, aun que para llegar a estas estructuras el camino sea un poco vertiginoso.

Luego me dirigí hacia la estructura principal, que es una especie de fortaleza-templo dedicado al sol, donde pude entrar gracias a un ticket turístico que venden para los turistas. Este es un sitio impresionante e imponente, la gran cantidad de escalinatas y estructuras en piedra te hacer recordar la gran capacidad de construcción que tuvieron los incas. Pero es en la cúspide del templo donde encuentras lo que realmente te sorprende, enormes bloques de piedra que según los especialistas fueron traídos de algunas montañas próximas (algunos kilómetros) bloques de piedra que pesan toneladas todos en una sola pieza colocados en la cúspide del templo.
Es un sitio que parece tener mucha relación con Tiahuanaco, ya que estos bloques enormes parecen tener detalles muy parecidos, por ejemplo las pequeñas muescas en estos grandes bloques que según algunos expertos su funcion era para  grapas de cobre que servían para mantener juntos los bloques.
Otros detalles importantes en las estructuras de Ollantaytambo son la alta calidad de los acabados de algunos elementos en granito, por ejemplo hay pequeñas estructuras posiblemente para alojar ídolos (tal ves) cuyos bordes son finísimos y muy bien pulidos, consisten en cavidades dentro de la roca de unas sola pieza trabajadas con una gran precisión, es un detalle que también es observado en Tiahuanaco.
Es un lugar especial, donde su gente aun viste ropa tradicional, el maíz aun se cultiva y se usan los canales antiguos para irrigarlo. Es un lugar lleno de paz y con un ambiente inolvidable que merece ser visitado y apreciado, aquí comparto algunas imagenes














No hay comentarios:

Publicar un comentario