mar

mar
costas de colon

viernes, 2 de diciembre de 2011

Ruta LIMA-CUSCO

Una ves te encuentres tomando tu decisión de que lugar visitar primero en el Perú veras que la gran oferta de lugares interesantes que te ofrece este bello país te confundirá. Muchas veces se optan por las decisiones de viajes exitosos que hayan tenido otros viajeros, en mi caso mi decisión fue ir por tierra hasta Cusco.

La ruta a seguir consistía en cruzar  ICA, Nazca, Puquio y Abancay y finalmente llegar a Cusco. Durante la ruta se pasa por el punto mas alto que esta por arriba de los 3000 mts sobre el nivel del mar (que alguien me de el nivel exacto). A estas alturas, las personas como yo que venimos de tierras bajas, la sensación de insuficiencia en la respiración y un leve dolor de cabeza es algo común que localmente le llama soroche, pero con el tiempo el organismo se adapta a las condiciones de altura y lo superas.


Se Parte de Lima en altas horas de la tarde, los buses utilizados para este tipo de viajes son altamente cómodos, casi como la primera clase de un vuelo internacional, y no es para menos, ya que este viajecito se toma alrededor de unas 21 horas. Mientras sales de lima la ciudad se comienza a convertir de  metrópoli a una serie de barrios muy poblados y luego te encuentras avanzando a través de una carretera que cruza el desierto, con el océano pacifico a la vista a tu mano derecha y repentinas y esporádicas poblaciones o fabricas a tu mano izquierda, deteniéndote únicamente en los puntos de pagos de peajes. Generalmente  te duermes o te quedas mirando las pantallas dándote la bienvenida a Perú y luego una película y despiertas y miras nuevamente por la ventana en donde el bus se detiene, probablemente es la ciudad de Ica o alguna otra ciudad importante.

Prácticamente no eres consiente de las primeras horas de viaje ya que son horas nocturnas y es imposible no querer dormir, sobretodo ya que los asientos suelen inclinarse lo bastante para darte la suficiente comodidad para alcanzar el sueño. Pero en mi caso me desperté al despuntar el alba en el horizonte, y era la hora de empezar un registro de imágenes de lo que era el viaje a través de esta ruta.

Era el punto más alto de camino cuando amanecía, pequeñas poblaciones nos encontrábamos que apenas bordeaban el camino y más halla de estas poblaciones se podían distinguir corrales repletos de algún tipo de animal andino, no se si eran llamas o alpacas o vicuñas, muy cerca de estos corrales las residencias de los que cuidaban de estos rebaños. Era común ver personas guiando su rebaño de ovejas en este agreste terreno, y muy llamativo era ver que en estas localidades no te encontrabas con cercas que denotaran límites territoriales de sus poseedores, por lo tanto estos pastores andinos tenían a su disposición todo un horizonte por donde guiar sus animales en busca de su forraje (si alguien tiene mejor conocimiento de esto que yo, favor desmiéntame, hablo en base a lo que pude ver solamente)

Una ves cruzabas este paraje comienzas a pasar por una nueva etapa de la ruta, para mi era algo nuevo ya que en Panamá no tenemos este tipo de carreteras en gran escala como en el Peru, que sin dudas demanda demasiada atención de su conductor, para mi fue algo tenso mirar por la ventana y ver justo debajo como la carretera se contorneaba en una serie de curvas bruscas y en diferentes niveles, el pensamiento acerca de la efectividad de los frenos solía invadirme de ves en cuando, algunos recuerdos acerca de accidentes de estos buses en zonas similares venían a mi mente pero poco a poco el bus seguía avanzando en su camino y luego llegamos al fondo del valle en donde el bus se desplazaba en una especie de leve descenso a través del valle, el viaje comenzaba a ser tranquilo nuevamente, pero solo por un periodo de tiempo.

Tras haber cruzado distintas poblaciones pequeñas y a un ritmo constante llegamos a un nuevo ascenso que nos dirigía a la ciudad de Abancay, una ciudad que aparece repentinamente esparcida en los costados de una gran montaña, donde los negocios de partes de camiones y talleres de mecánica se encuentran adornando el camino dentro de la ciudad. Después de esto nuevos descensos tensos y nuevos ascensos continuaron todo el resto del camino hasta llegar a la ciudad de Cusco, el cual se empieza a sentir su cercania a medida que cruzas los pueblos circundantes. Las imágenes dan un concepto mas claro a todo lo que se trata de explicar con palabras acerca de la ruta por tierra Lima- Cusco, en lo personal pienso que seria interesante hacerlo en un vehiculo propio para tener mas control de las paradas y perderte menos paisaje. Al final, al llegar al hotal un buen té de coca para combatir el mal de altura y pasarla bien el resto del dia.

Esto es una breve descripción de las 21 horas de viaje de lima a Cuzco, espero que sirva para ilustrar a los que pretenden hacer el viaje y están buscando información, saludos!































No hay comentarios:

Publicar un comentario